Sin Galeria, Sabino Guisu

Sabino Guisu

Pintor

Sabino Guisu,

Juchitán, Oaxaca, México

1986

En su juventud estudió y trabajó en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), inspirándose del trabajo de los artistas consagrados que estudiaba en la colección de la biblioteca. Recibió mentoría del maestro Francisco Toledo, con el que colaboró y exhibió en numerosas ocasiones.

Descendiente de una familia ligada a la tradición del arte y la alfarería, Guisu – que en Zapoteco significa Alfarero-, es conocido por el uso del humo en su obra.

Su obra es un camino que recorre la historia del hombre, desde los primeros vestigios impresos con cenizas sobre las cavernas, hasta el uso de los materiales antiguos, observaciones que son parte de su exploración actual sobre nuevas técnicas para la producción de un objeto artístico.

El trabajo de Sabino Guisu, ofrece una visión de transculturación y ruptura espiritual que existe entre el individuo y su entorno, logrando una profunda reflexión personal.

Presenta su primera exposición en solitario titulada “Fuegro negro” en el MAIA Contemporary de la CDMX, una muestra del artista oaxaqueño cuyas piezas ofrecen una visión donde lo primordial y lo originario de las culturas antiguas se funde con el presente.

ESTILO

Desde sus primeros retratos y cráneos creados con humo, hasta sus trabajos más recientes – textiles de lana en relieve y esculturas en madera al horno – Sabino mantiene el uso de materiales orgánicos en su trabajo. El artista utiliza la humareda que desprende el fuego para plasmar imágenes que resultan en capas que se traslucen, vislumbrando retratos, escenas y paisajes. Además, Sabino experimenta con numerosos materiales como miel, abejas, hongos, lana, madera, plata, piedra e incluso luz neón. Los patrones geométricos encontrados en las ruinas de pirámides mexicanas, aparecen con regularidad en su trabajo, la muerte y el azar son temas a los que siempre regresa.